Comprar una tabla puede ser algo costoso. Si ella no obtiene los cuidados adecuados, puede ser dinero botado a la basura. A continuación le brindamos información útil para que su tabla perdure más en el tiempo.

Las tablas de surf son frágiles. Ellas se pueden rayar, atrofiar con el sol, quebrar, trizar en la cubierta, pueden romperse las quillas. Como, por lo general, se requiere transportar la tabla en condiciones precarias, nuestra primera recomendación es que usted consiga una buena funda, no sólo forrada con polietileno expandido, sino además térmica y con amarres para distintos medios de transporte.

La tabla de surf suele ser susceptible al sol y al calor. Muchos de los materiales con los que está hecha la tabla echan a perder resistencia, pueden decolorarse e, incluso, pueden llegar a derretirse. No la deje adentro de su auto si está muy caluroso, e intente cubrirla con alguna toalla o sombrilla, o déjela bajo un árbol frondoso.

En caso que vaya a guardar su tabla por unos meses, hágalo en un lugar fresco y dónde no le llegue sol.


Las rajaduras, por pequeñas que sean, pueden repercutir fuertemente en la tabla, y una pequeña trizadura puede pudrir el material por dentro. Por lo tanto, ante cualquier avería, llévela a arreglar por un especialista y no invente arreglos de emergencia. Aunque parezca extraño, los materiales internos de la tabla no son a prueba de agua. Más allá de que la espuma interna se echa a perder, la acumulación de agua hace pesada a la tabla y pierde capacidad de flote, lo que puede ser muy peligroso en el medio del mar. Por eso, antes de repararla es muy importante que asegurarse de drenar toda el agua que entró. Los materiales que se utilizan son resinas y no parches.

En la playa suele haber poco cuidado de parte de quienes transitan. A su vez suelen correr ventiscas sin aviso así como olas en subidas de marea repentinas. Por lo que le recomendamos poner ojo sobre dónde pone la tabla: estacionamientos, en la arena, cerca del mar suelen ser malos lugares para dejar la tabla. Ni hablar de las posibilidades de robo.

Las tablas suelen tener un pésimo equilibrio, sobre todo cuando son colocadas de forma vertical. En las vacaciones, intente dejarla apoyada horizontalmente y, si puede, compre sujetadores especiales o guárdela debajo de su cama. No las apoye sobre árboles o sobre paredes, ay que las consecuencias de una caída pueden ser irreversibles. Más aún, si caen sobre la cabeza de alguien.

La parafina suele ponerse oscura e ir adhiriendo suciedad en la medida en que pasen los días, si la tabla no se limpia con frecuencia. Al final de cada temporada, puede pasar un cepillo especial y luego un trapo humedecido con algún solvente fuerte adecuado.

Para las tablas nuevas se recomienda esperar 2 semanas después de su realización para que el material de laminado se seque y cure bien. Si se quiere utilizar inmediatamente, hay compuestos químicos especiales, como los aceleradores y curadores solares, que endurecen la resina laminada al sol.

Tener una tabla es toda una decisión. Es importante ocuparse de los aspectos señalados, y de este modo podrá hacer de su tabla un objeto perdurable y de su práctica deportiva un momento inolvidable.

Visita nuestras páginas amigas

http://www.shop-surf.com

Información de Surf | Que es el Surf | Importancia Olas Surf | Consejos Principiantes Surf | Movimientos de Surf

Accesorios Surf | ShortBoard y LongBoard | Surfistas y Tablas de Surf | Dimensiones Tablas de Surf | Secciones Tabla de Surf

Proceso Realización Tabla de Surf | Reglas para cuidar Tabla de Surf | Vinculos de Surf

Website Design by Log Technology